viernes, 23 de septiembre de 2016

El amor de mis amores - Carolina Coronado



El Amor de mis Amores
 ¿Cómo te llamaré para que entiendas
que me dirijo a ti, ¡dulce amor mío!,
cuando lleguen al mundo las ofrendas
que desde oculta soledad te envío?...

Aquí tu barca está sobre la arena;
desierta miro la extensión marina;
te llamo sin cesar con tu bocina,
y no pareces a calmar mi pena.

Aquí estoy en la barca triste y sola,
aguardando a mi amado noche y día;
llega a mis pies la espuma de la ola,
y huye otra vez, cual la esperanza mía

¡Blanca y ligera espuma transparente,
ilusión, esperanza, desvarío,
como hielas mis pies con tu rocío
el desencanto hiela nuestra mente!

Tampoco es en el mar adonde él mora;
ni en la tierra ni en el mar mi amor existe.
¡Ay!, dime si en la tierra te escondiste,
o si dentro del mar estás ahora.

Porque es mucho dolor que siempre ignores
que yo te quiero ver, que yo te llamo,
sólo para decirte que te amo,
que eres siempre el amor de mis amores.

Carolina Coronado
 

domingo, 4 de septiembre de 2016

Abismo - Poema: Carlos Torres Pastorino

Abismo

Cuando el espíritu se siente

infinitamente triste,
se abre el cielo y su luz
radiante te ilumina nuevamente el alma.

Cuando el espíritu se halla
profundamente sumergido,
busca una piedra para
apoyar los pies y subir otra vez
hasta la superficie.

Cuando el espíritu esta totalmente
perdido en el océano revuelto
por la inmensidad de las olas,
se presenta una tabla de
salvación donde sujetarse,
evitar el naufragio y volver a la orilla.

Cuando el espíritu esta completamente
cansado, sin aliento,
al borde del abismo,
del cielo baja la cuerda para levantarlo.

Cuando el espíritu esta a punto
de morir de dolor, destrozado
por las calumnias inhumanas,
por los hierros del monstruo,
surge en tu interior el sol de luz
que te levanta alegre y vencedor
a las esferas del espíritu.

No te desanimes, pues por
hondo que sea el abismo donde
creas encontrarte, es en el punto
más bajo de la humanidad donde
mejor se oye la voz de Dios.
Autor: Carlos Torres Pastorino

domingo, 31 de julio de 2016

Dejarse inmovilizar por el pasado - Louise Hay


Dejarse inmovilizar por el pasado
Muchas personas dicen que no pueden disfrutar del día de hoy
a causa de algo que sucedió en el pasado.

Como antes no hicieron algo, o no lo hicieron de cierta manera,

no pueden vivir plenamente el ahora.

Como ya no tienen algo que tuvieron,

no pueden disfrutar del presente.

Porque en el pasado alguien los hirió,

ahora no quieren aceptar el amor.

Como una vez que se comportaron de cierta manera

les sucedió algo desagradable,
están seguros de que volverá a sucederles si actúan de ese modo.

Porque una vez hicieron algo de lo cual se arrepienten,

se consideran para siempre malas personas.

Alguien les hizo una mala pasada en una ocasión,

y ahora están seguros de que su vida no es
lo que ellos quisieran por culpa de aquella persona.

Porque en el pasado una situación los indignó,

ahora se aferran virtuosamente a aquella indignación.

Debido a alguna antigua experiencia en se sintieron maltratados,

jamás han querido perdonar ni olvidar.

Lo que muchas veces nos negamos a reconocer

es que aferrarnos al pasado,
haya sido lo que haya sido y por más terrible que fuera,
sólo sirve para hacernos daño.

A "ellos" en realidad no les importa, y por lo común,

ni siquiera se dan cuenta.

Si nos negamos a vivir plenamente el momento presente,

sólo nos hacemos daño a nosotros mismos.

El pasado pasó, pertenece al ayer y no es posible cambiarlo.


Este momento es el único en que podemos vivir.


Hasta cuando nos quejamos del pasado,

nuestro recuerdo de él se da en el presente,
y en el proceso nos estamos perdiendo la verdadera
vivencia de este momento.
Autor: Louise Hay

miércoles, 15 de junio de 2016

A las Estrellas - Poema - Gertrudis Gómez de Avellaneda

A las Estrellas

Reina el silencio: fúlgidas en tanto
Luces de paz, purísimas estrellas,
De la noche feliz lámparas bellas,
Bordáis con oro su luctuoso manto.

Duerme el placer, mas vela mi quebranto,
Y rompen el silencio mis querellas,
Volviendo el eco, unísono con ellas,
De aves nocturnas el siniestro canto.

¡Estrellas, cuya luz modesta y pura
Del mar duplica el azulado espejo!
Si a compasión os mueve la amargura

Del intenso penar por que me quejo,
¿Cómo para aclarar mi noche oscura
No tenéis ¡ay! ni un pálido reflejo?
(Click sobre el nombre para ver la biografpia de la autora)
Resultado de imagen para novela de gertrudis gomez de avellaneda

martes, 24 de mayo de 2016

VIDEO - OTOÑO -POEMA - AUTOR: JUAN RAMÓN JIMENEZ


ESTE ES UN HERMOSO POEMA DE JUAN RAMÓN JIMENEZ: "OTOÑO", EL GRAN POETA ESPAÑOL , NOS CUENTA LOS SENTIMIENTOS SUBLIMES QUE LE DESPIERTAN LOS PAISAJES DE OTOÑO, LA MÚSICA ES DE JASON SHAW: AUTUMN SUNSET, LAS IMÁGENES FUERON EXTRAÍDAS DE INTERNET.-

jueves, 28 de abril de 2016

Balada del loco amor - Jose Angel Buesa


No, nada llega tarde, porque todas las cosas
tienen su tiempo justo, como el trigo y las rosas;
sólo que, a diferencia de la espiga y la flor,
cualquier tiempo es el tiempo de que llegue el amor.
No, Amor no llega tarde. Tu corazón y el mío
saben secretamente que no hay amor tardío.
Amor, a cualquier hora, cuando toca a una puerta,
la toca desde adentro, porque ya estaba abierta.
Y hay un amor valiente y hay un amor cobarde,
pero, de cualquier modo, ninguno llega tarde.

Amor, el niño loco de la loca sonrisa,
viene con pasos lentos igual que viene a prisa;
pero nadie está a salvo, nadie, si el niño loco
lanza al azar su flecha, por divertirse un poco.
Así ocurre que un niño travieso se divierte,
y un hombre, un hombre triste, queda herido de muerte.
Y más, cuando la flecha se le encona en la herida,
porque lleva el veneno de una ilusión prohibida.
Y el hombre arde en su llama de pasión, y arde, y arde
Y ni siquiera entonces el amor llega tarde.

No, yo no diré nunca qué noche de verano
me estremeció la fiebre de tu mano en mi mano.
No diré que esa noche que sólo a tí te digo
se me encendió en la sangre lo que soñé contigo.
No, no diré esas cosas, y, todavía menos,
la delicia culpable de contemplar tus senos.
Y no diré tampoco lo que vi en tu mirada,
que era como la llave de una puerta cerrada.
Nada más. No era el tiempo de la espiga y la flor,
y ni siquiera entonces llegó tarde el amor
Jose Angel Buesa

sábado, 23 de abril de 2016

VIDEO: MÚSICA, MIKE ROWLAND: LISTEN TO YOUR HEART- ESCUCHA A TU CORAZÓN-,PINTURAS DE T. KINKADE Y UNA REFLEXIÓN DE B. KUMARIS


LA MÚSICA DE MIKE ROWLAND: LISTEN TO YOUR HEART  (ESCUCHA A TU CORAZÓN) ES LA PROTAGONISTA DE ESTE VIDEO, LO COMPLEMENTAN PINTURAS DE T. KINKADE Y UNA REFLEXIÓN DE B. KUMARIS , TODO BELLÍSIMO PARA RELAJARNOS Y ESCUCHAR LO QUE NOS DICE EL CORAZÓN...